¿Cómo modernizar una cocina rústica?

“Cocinas rústicas como llevarlas a tu terreno”

Vivir en un entorno rural o disfrutar de una casa de fin de semana no implica renunciar a una cocina equipada y con un diseño contemporáneo. La cocina rural contemporánea es, ante todo, funcional, luminosa y cómoda. Descubre a continuación las claves esenciales para actualizar tu cocina rústica, resaltando su esencia sin sacrificar modernidad.

Es esencial respetar los rasgos propios de las viviendas rústicas, adaptándonos a ellos sin perder la autenticidad de los elementos originales que merecen ser destacados. Aquí te ofrecemos algunos consejos para garantizar que la cocina de tu casa en el campo esté bien equipada, sea cómoda y exhiba una estética contemporánea.

En el ámbito rural, las cocinas pueden actualizarse con conceptos más contemporáneos, destacando la limpieza visual, la amplitud de espacios y una conexión fluida con el entorno exterior. A la hora de reformar una casa en el campo, existen numerosas opciones para diseñar y equipar la cocina, manteniendo un equilibrio entre la vida urbana y rural.

Integración de conceptos contemporáneos

Armoniza lo tradicional con lo moderno, seleccionando conceptos contemporáneos que proporcionen una limpieza visual y una sensación de amplitud en tu cocina. Al integrar los elementos de Método Cocinas, puedes lograr una fusión perfecta entre funcionalidad y estética vanguardista. Además, destaca la importancia de la conexión con el entorno exterior para crear un espacio que no solo sea eficiente, sino también una extensión natural del entorno que lo rodea. La fusión entre lo clásico y lo moderno se convierte en una experiencia visualmente impactante y funcionalmente eficaz.

Mantenimiento de elementos rústicos destacados

Conserva con esmero y resalta los elementos rústicos originales que aportan carácter y autenticidad a tu cocina. En lugar de forzar o desfigurar, la clave está en destacar con sutileza aquellas características que merecen ser admiradas.

La autenticidad de una cocina rústica radica en la preservación de su herencia. Elementos como vigas de madera, suelos de piedra o paredes de ladrillo cuentan historias propias que añaden un encanto único al espacio. Al preservar estos detalles, no solo se conserva la esencia original, sino que se realza la identidad propia de la cocina.

 

Iluminación natural

Descubre la magia de aprovechar al máximo la iluminación natural en tu cocina. La incorporación de amplias ventanas o puertas de vidrio no solo cumple la función de permitir que la luz del día inunde el espacio, sino que va más allá, creando un ambiente luminoso que se fusiona armoniosamente con la naturaleza circundante.

La elección estratégica de estas aberturas no solo se trata de proporcionar luz, sino de establecer una conexión visual con el entorno. Las ventanas bien ubicadas se convierten en cuadros vivos que enmarcan paisajes exteriores, integrando la cocina con la belleza del entorno. Este enfoque va más allá de la mera funcionalidad, aportando una dimensión estética que transforma la cocina en un espacio donde la luz natural se convierte en una aliada en la creación de una experiencia culinaria única.

Funcionalidad sin sacrificar estilo

Elige muebles y electrodomésticos que combinen funcionalidad y estilo contemporáneo. Método ofrece opciones versátiles que se adaptan perfectamente a este equilibrio.

La altura de la estancia, techos inclinados, pilares, o incluso plantas irregulares son elementos clave que deben considerarse al seleccionar el mobiliario adecuado para el entorno. En el caso de una cocina abierta hacia una zona de estar, la búsqueda se orienta hacia la síntesis y un equipamiento reducido a lo esencial. Aquí, los condicionantes estéticos adquieren mayor relevancia, ya que la decisión abarca una integración completa con otras áreas de la casa, como el salón y el comedor.

Cuando la cocina ocupa un espacio independiente, se abre un abanico de posibilidades para concentrarse en un estilo marcadamente rural. En este escenario, es donde la diversidad de piezas de mobiliario puede encajar de manera más orgánica en lugar de seguir un programa integral convencional. Esta libertad te permite personalizar la disposición de elementos, como ubicar el fregadero bajo la ventana, instalar la cocina de acero en otra pared con una destacada campana extractora, reservar espacio para el almacenamiento, incorporar muebles reciclados y crear bancos de trabajo a medida.

Comunicación con el exterior

Esta marcada diferencia redefine las cocinas rurales tradicionales en la actualidad. En nuestros días, se valora la presencia de luz natural, vistas panorámicas y, si es posible, una salida directa al exterior, creando así un espacio para comidas cercano a la zona de preparación. En este contexto, romper con reglas preestablecidas y adoptar una distribución más libre se vuelve esencial. La ubicación ideal puede estar vinculada a un planteamiento de cocina abierta, permitiendo que la cocina disfrute de una orientación favorable y vistas impresionantes.

Abrazar la esencia de la edificación se convierte en la clave; diseñar de acuerdo con lo que nos revela o nos reserva el entorno. La verdadera innovación se revela al abrir un vano y encontrarnos con el paisaje circundante; es en este momento cuando los espacios interiores se expanden y se llenan de vitalidad. Cocinar con la luz del sol o disfrutar del desayuno con la mirada perdida en el paisaje se convierte en una experiencia única. Después de todo, ¿no es para eso que tenemos una casa en el campo?

Tecnología y confort

Incorpora tecnología moderna para mejorar la funcionalidad y el confort en la cocina. Desde electrodomésticos eficientes hasta sistemas de iluminación inteligente, aprovecha las innovaciones contemporáneas.

Materiales y acabados modernos

Armoniza lo tradicional con lo moderno, eligiendo conceptos contemporáneos que brinden limpieza visual y una sensación de amplitud en tu cocina. La integración con el entorno exterior es esencial para crear un espacio que sea una extensión natural del entorno que lo rodea.

Opta por materiales y acabados modernos que proporcionen un toque actual. Encimeras de cuarzo, acero inoxidable y maderas claras son elecciones acertadas para lograr una estética contemporánea y funcionalidad duradera en tu cocina. La combinación de estos elementos crea una atmósfera equilibrada, donde la modernidad se fusiona armoniosamente con la esencia tradicional, resultando en un espacio distintivo y a la vanguardia del diseño.

Espacios diáfanos

Considera la posibilidad de crear espacios diáfanos que fluyan naturalmente. La apertura entre la cocina, el comedor y la sala de estar puede mejorar la funcionalidad y la estética.

Esta funcionalidad puede lograrse tanto con bloques de trabajo centralizados construidos de forma personalizada como con prácticos equipamientos modulares tipo isla. Adaptando las dimensiones a tus necesidades, este bloque central puede albergar desde los fogones hasta el fregadero, ofreciendo una solución integral. La disposición estratégica del horno, frigorífico y congelador debajo de la encimera, preferiblemente con cajones extraíbles, asegura una continuidad estética sin interrupciones, especialmente efectiva frente a un amplio ventanal o en armonía con un muro de mampostería.

En situaciones donde se busca preservar la fluidez visual, recuperar la funcionalidad de la despensa puede ser una elección acertada. Esto contribuirá a minimizar la presencia de muebles, proporcionando un espacio más amplio y estéticamente agradable.

Al seguir estas claves, lograrás una cocina rural actualizada que conserva su encanto tradicional mientras abraza la modernidad, creando un espacio que refleje la armonía perfecta entre lo rústico y lo contemporáneo.

 

Cocinas con isla para cocinar, charlar y todo lo demás

“Claves para diseñar una cocina con isla”

La isla de nuestra cocina es el lugar al que todos queremos ir. El punto de encuentro, el  espacio en el que se cocina, se charla, se toma un vinito mientras se charla…Ya no es una tendencia. Parece una obligación. Lo que en decoración e interiorismo se viene llamando un «MUST». Una cocina con isla central permite concentrar actividades y favorece que la persona se integre de pleno en el ambiente mientras trabaja en la cocina. Pueden utilizarse las dos caras y son accesibles por varios puntos.

Cómo diseñar la isla en una cocina

Si eres de los/las que tiene una cocina de las de «siempre» en la que la cocina se distribuye a lo largo de una pared, o en dos; incluso si es una cocina en L pero sueñas con contar con una isla en la que poder compartir veladas de viernes con los amigos o con tu pareja; queremos darte la buena noticia de que siempre es posible añadir una isla a tu cocina por muy pequeña que ésta te pueda parecer.

La isla bonita no es solo la de la canción de Madona. La isla va a hacer que cuentes con una elegante cocina para moverte a tus anchas y aprovechar al máximo el espacio. La idea de la cocina como un espacio social, flexible y abierto al resto de la casa impera hoy en día. De esta manera, el espacio de la cocina se aprovecha de manera tan eficiente como flexible.

Te damos claves para diseñar una cocina con isla y te explicaremos como diseñarla para que tu cocina con isla quede de la mejor forma posible porque a la hora de incorporar este bloque independiente en la cocina no debemos olvidar una serie de premisas indispensables para que la opción sea realmente la más adecuada y cumpla con las expectativas de funcionalidad y de estética requeridas.

NO ES CUESTIÓN DE TAMAÑO PERO ÉSTE, IMPORTA. Para que una isla sea operativa y agradable, lo aconsejable es que la estancia cuente al menos con unos 15 m2 de superficie que asegure la libre circulación de los usuariosAlrededor de esta unidad central se debe respetar un espacio libre de 90 a 100 cm. Si en la cocina suelen coincidir más de una persona en la realización de las tareas, la distancia será de 120 a 125 cm. Si dispones del espacio suficiente en tu cocina, entre 250 y 270cm es la medida ideal para tu isla, aunque todo depende de tus gustos y necesidades. La altura dependerá si esperas tener taburetes o no. En caso de que incorpores taburetes altos, 110cm puede ser óptimo. Si en cambio son taburetes bajos, bastaría con aproximadamente 90cm de altura.

BONITA Y SIEMPRE FUNCIONAL. Una isla multifuncional requiere que las instalaciones de agua, gas y electricidad se realicen bajo el pavimento. En la isla central has de aprovechar cada rincón colocando cajoneros, muebles de gavetas o baldas que podrás utilizar para almacenar todo lo que necesites. Las campanas de techo son una opción que no podrás descartar si esta es tu idea. Los enchufes ubicados en la isla resultan muy prácticos para poder completar las tareas culinarias sin tener que desplazarnos a otro rincón de la estancia.

MODELOS PARA TODOS LOS GUSTOS. Sofisticada, integrada, rústica, completa (todo en la isla), en materiales nobles…No solo la isla central nos aportará funcionalidad en nuestra cocina, sino que se puede convertir en una parte clave para que el diseño en conjunto de la cocina sea perfecto. Por un lado la distribución del mobiliario que utilicemos en dicha isla y, por otro, la encimera de distinto color o material puede ser el toque para que la isla tenga su propia esencia pero esté integrada en tu cocina. Las versiones de isla que acogen el fregadero, pueden incorporar un práctico contenedor de desperdicios orgánicos integrado en la misma encimera. De esta manera, aseguraremos los mínimos desplazamientos.

LA BARRA DE DESAYUNOS, DE ENCUENTROS, DE CHARLA…EL MEETING POINT DE LA ISLA. Una barra adosada a esta unidad independiente y acompañada de varios taburetes se convierte en un práctico office para los desayunos y comidas rápidas. La barra embellece y permite una nueva forma de vía en torno a la cocina.

¿Te animas a distribuir tu cocina en torno a una isla? Seguro que lo agradecerás.


 


 

Transformación de locales a apartamentos turísticos en Valencia. Proyecto creado por NOU DOMUM

Un nuevo proyecto de NOU DOMUN, locales reformados en apartamentos turísticos en Valencia.

Cocinas sin muebles altos, redefiniendo el espacio y la funcionalidad

“Espacios abiertos y estilo vanguardista para una cocina sin límites”

Una cocina sin armarios o muebles altos es un beneficio en términos de comodidad y diseño que solo se puede disfrutar plenamente en una cocina muy espaciosa. Cuando tienes al menos 15 metros cuadrados de espacio en la cocina, ya no es necesario abarrotarla con muebles hasta el límite, ya que dispones de suficiente espacio de almacenamiento. En este tipo de cocina, no es necesario estirarse ni ponerse de puntillas para alcanzar los estantes más altos, ya que todo está dispuesto a una altura cómoda.

¿Te falta inspiración y quieres saber cómo plantear tú cocina? Cuando el espacio lo permite, la tendencia de cocinas sin muebles altos de almacenamiento es cada vez más popular. ¿El resultado? Un espacio menos abarrotado, más limpio y también más fácil de mantener limpio.

La disponibilidad de espacio puede convertirse en un desafío importante al diseñar una cocina. Sin embargo, si decides prescindir de los muebles altos, estamos aquí para ofrecerte otras soluciones y opciones que se ajusten a tus necesidades y preferencias.

Una forma emocionante de mejorar el diseño de su cocina es considerar la adición de elementos decorativos en las paredes, especialmente en la zona de la salpicadura. Esto puede darle a su cocina un aspecto interesante y lleno de color. Los azulejos decorativos son una opción popular para esta área. Pueden venir en diferentes patrones y colores que se pueden personalizar según el estilo general de su cocina. Esto no solo protege sus paredes de salpicaduras de agua y alimentos, sino que también añade un toque de diseño único y atractivo.

La incorporación de una isla en la cocina es una excelente elección para ampliar el espacio de almacenamiento sin depender exclusivamente de las paredes. Esta solución versátil no solo agrega capacidad de almacenamiento adicional, sino que también ofrece una serie de ventajas:

  • Almacenamiento versátil: Las islas de cocina suelen estar diseñadas con cajones y gabinetes que proporcionan espacio adicional para guardar utensilios de cocina, ollas, sartenes, alimentos y otros elementos esenciales. También se pueden personalizar según tus necesidades específicas de almacenamiento.
  • Superficie de trabajo adicional: La superficie superior de la isla puede servir como espacio de trabajo adicional para preparar alimentos, cortar, mezclar y realizar otras tareas culinarias.
  • Punto central: La isla se convierte en un punto focal en la cocina, lo que puede ser estéticamente atractivo y funcional. Puede funcionar como un lugar para desayunar, socializar o incluso trabajar mientras cocinas.
  • Flexibilidad: Las islas móviles o con ruedas ofrecen flexibilidad adicional, ya que se pueden reorganizar o retirar según sea necesario, lo que puede ser útil en eventos o al limpiar a fondo la cocina.

Otra opción es optar por estanterías abiertas en lugar de armarios altos es una excelente manera de mostrar vajilla, utensilios de cocina y elementos decorativos. Puedes organizar tus objetos de manera artística y funcional en estas estanterías, agregando un toque personal a la cocina.

 

La elección de utilizar módulos inferiores para el almacenamiento en este proyecto ha demostrado ser una estrategia acertada que combina funcionalidad y diseño. Estos módulos no solo optimizan el espacio de almacenamiento, sino que también mejoran la experiencia de cocina en términos de accesibilidad y comodidad, al tiempo que contribuyen a una estética atractiva y una sensación de amplitud en el espacio.

Uno de los elementos clave en este tipo de diseño es la incorporación de ventanales generosos. Estos ventanales permiten aprovechar al máximo la luz natural, lo que no solo ahorra energía, sino que también crea un ambiente mas luminoso y saludable. Además, ofrecen vistas panorámicas que pueden ser inspiradoras y relajantes para los ocupantes.

 

VER COCINAS

Los espacios corporativos amplios se han convertido en una tendencia destacada en el diseño de interiores, especialmente cuando se trata de áreas de descanso y cocina. La fusión de la cocina con una zona de estar no solo crea un ambiente más acogedor y cómodo, sino que también optimiza al máximo el uso del espacio disponible.

Como en algunos de nuestros proyectos podemos ver la unión de la cocina con la sala de estar es una estrategia de diseño que promueve la conexión, la funcionalidad y la versatilidad en el hogar, creando un espacio armonioso donde las actividades diarias pueden fluir de manera más natural y cómoda.

VER COCINAS

 


 

Consejos para una cocina con poca luz

“Cocinas sin iluminación exterior que brillan solas”

Cocinas sin iluminación exterior que brillan con luz propia, donde cada detalle interior se convierte en la fuente de su resplandor. Descubre el encanto de un espacio que no depende de la luz del día, sino que crea su propia luminosidad. Transformamos la cocina en un escenario radiante donde la belleza se encuentra en cada rincón, incluso en la ausencia de luz externa. ¿Cómo podemos sacar partido a una cocina sin apenas luz natural?

En un mundo donde las estructuras arquitectónicas y la falta de ventanas pueden dejar algunas cocinas sin acceso a la luz natural, es crucial descubrir estrategias creativas para iluminar y embellecer estos espacios.

Cocinas con poca luz, mejor espacios abiertos

Los espacios abiertos son la mejor alternativa para estancias oscuras, puesto que pasan a recibir la luz natural de otras zonas de la casa. Por ese motivo, ante una cocina oscura, la mejor opción es tirar tabiques y unirla al salón 0, en caso de no querer perder total independencia entre ambas, instalar un separador de cristal. Por su parte, también tenemos la posibilidad de abrir una ventana en el tabique que divide ambas estancias.

Elección de muebles inteligentes

Comienza por elegir muebles que maximicen la reflexión de la luz. Opta por superficies en tonos claros, como blancos o maderas suaves, que ayudarán a reflejar la luz existente y aportarán una sensación de amplitud.

Los gabinetes, con sus diseños modernos y acabados luminosos, no solo ofrecen una estética atractiva, sino que también contribuyen a la creación de un ambiente más luminoso en tu cocina.

Iluminación integrada en la cocina

La iluminación integrada es clave en cocinas sin luz exterior. Instala tiras LED debajo de los gabinetes superiores para iluminar las superficies de trabajo. Estas tiras no solo añaden un toque moderno, sino que también proporcionan una fuente de luz funcional y agradable.

Si tienes una zona de comer en la cocina, la iluminación debe ser acogedora. Opta por una lámpara colgante sobre la mesa con una temperatura de color más cálida para crear un ambiente relajado y propicio para las comidas. La intensidad puede ser un poco más baja que en la zona de trabajo, alrededor de 300 lux/m², para fomentar un ambiente más relajado.

 

Guerra a las paredes

Las paredes pueden hacer que nuestra cocina sea algo lúgubre, así que, si tienes la posibilidad, es una buena idea que derribes las paredes de tu cocina y la integres en el salón. Si no puedes hacerlo o quieres mantener una separación entre la cocina y el salón, puedes usar cualquier tipo de cerramiento acristalado, de esta manera, la luz de la habitación contigua entrará en la cocina y ayudará a su iluminación.

Aprovecha la isla como un espacio funcional dual. Además de ser un punto de preparación de alimentos, incorpora espacio de almacenamiento y, si es posible, una zona para comer informal. Esta funcionalidad dual no solo mejora la eficiencia en la cocina, sino que también brinda una razón adicional para que la luz se concentre en este epicentro multifuncional.

 

La barra americana es mucho más que un elemento divisorio; es una declaración de estilo que ha resistido la prueba del tiempo. Al apostar por este clásico, no solo separarás la cocina del comedor o salón, sino que también infundirás tu espacio con un encanto perdurable y una luminosidad que trasciende las tendencias. Deja que la barra americana sea el nexo elegante que conecta y eleva cada rincón de tu hogar.

Con estos consejos y los muebles e iluminación de MÉTODO, tu cocina sin luz exterior se transformará en un espacio luminoso y acogedor que inspirará cada comida. La ausencia de luz natural ya no será un obstáculo, sino una oportunidad para deslumbrar con ingenio y estilo.

 

5 Claves que debes conocer antes de reformar la cocina

“Si tienes en cuenta estas claves, la reforma será un coser y cantar ”

La cocina es la reina de las reformas. No es sólo porque se lleva una de las partidas presupuestarias más importantes de una reforma. Tiene gran incidencia algo que ya todos sabemos. La cocina se ha convertido en el corazón de la casa. Abierta, semi abierta o no, la cocina es ya un punto de encuentro, un lugar en el que estar, cocinar, charlar…Si has decidido dar un nuevo aire a tu cocina, para que sea más cómodafuncional y moderna, debes estar bien preparada, tanto económica como emocionalmente porque ya se sabe que las obras en casa suelen ser siempre estresantes y caras, tanto por el tiempo y el presupuesto, que suele demorarse y elevarse ante imprevistos y ‘sorpresas’.

Antes de hacer nada, piensa bien cuál es tu objetivo. ¿Buscas una solución integraque dure para siempre y plante batalla a la eficiencia o quieres solo un ‘lavado’ de cara que la actualice sin necesidad de una gran inversión? En esta gran cuestión también debe incluirse las actividades que llevas a cabo en ella, tus gustos y el número de miembros, ya que también influyen directamente en la renovación. 

¿Cómo queremos nuestra cocina? ¿Cuáles serán los aspectos esenciales de ella? ¿Queremos un lugar para desayunar? ¿Mantenerla ordenada? ¿Queremos luz natural? Todas estas primeras preguntas son muy importantes, ya que crear una “lista de deseos” nos ayudará a tener claro nuestro objetivo y así, nos asesorarán mejor. Al mismo tiempo, también nos ayudará buscar inspiración para que el interiorista pueda recabar la información necesaria para el proyecto.

Si ya hemos decidido hasta donde va a llegar nuestro¡ro proyecto, ¡manos a la obra! Echa un ojo a todo lo que no debes ignorar y que hará que la reforma sea un sueño y no una pesadilla. Antes de proceder, reflexiona sobre:

  • ¿Qué te gusta de lo que tienes? Aunque los cambios radicales están bien, no siempre son necesarios. Por eso, antes de tirar tabiques o regalar la mesa del ‘office’, tómate cinco minutos y mira tu cocina atentamente: ¿te encanta la ventana llena de flores o el lavavajillas es de última generación y apenas le has dado uso?
  • ¿Es necesario cambiar el suelo? No importa cuánto inviertas en la decoración más moderna, si el suelo de tu cocina está muy deterioradono admite más renovaciones y pulidos o simplemente hace años que dejó de estar en los catálogos de los fabricantes de pavimentos, siempre delatará la antigüedad de la estancia.
  • ¿Tienes hijos? Los hijos te cambian la vida y también… ¡la cocina! Primero, necesitas más espacio para guardar, tu nevera debe tener la puerta magnética para poder colgar los imanes de vuestros viajes juntos, la lista de la compra y las obras de arte que dibujan en el colegio casi a diario y ocupar un sitio de honor en tus paredes. Además, debes apostar por materiales resistentes y fáciles de limpiar, desde madera hasta piedra natural y algunos sintéticos, y adaptarse a sus necesidades
  • ¿Cuál es tu presupuesto? Lógicamente, este factor será determinante a la hora de decidir qué vas a hacer. Se calcula que la inversión media en una  reforma de cocina ronda los 1000€. Identifica tu presupuesto contando que la cifra puede variar en un 15% por diferentes imprevistos. A partir de ahí, podrás ir definiendo la calidad de los materiales, el equipamiento etc.

LA DISTRIBUCIÓN

De cuántas habitaciones o baños dispone, los espacios, el orden… Todos ellos son aspectos fundamentales a tener en cuenta. Básicamente, analizar la distribución significa optimizar el espacio.
En caso de las cocinas, la distribución deberá ser cómoda. Es decir, los trayectos deberán ser cortos a la medida de lo posible. Para reformar de manera óptima nuestra cocina, hay que analizar a la perfección la distribución de la misma.
¿Cuáles son las distribuciones más comunes según las formas y metros cuadrados?

  • En línea: Para tener más espacio de almacenaje se recomienda el uso de muebles altos. Por ejemplo, en lugar de muebles de 70cm, que sean de 90cm.
  • En paralelo: Para crear espacios más anchos, la distribución se hace de forma paralela y alargada. Es decir, la medida que se debe usar entre frentes es de 1m como mínimo.
  • En L: Esta distribución es ideal para espacios de 10m². En estos casos, uno de los trucos más comunes es colocar un mueble de rincón con un accesorio interior extraíble.
  • En U: En estos casos, lo ideal es colocar muebles de columna en el extremo y colocar electrodomésticos altos. De esta manera, el espacio quedará despejado y hará de tu cocina un lugar accesible y más cómodo.
  • Con isla: Esta característica es muy común en espacios amplios, normalmente mayores de 15m². Se trata de colocar una isla en el medio creando “pasillos” y ayudando a la comodidad y almacenaje de la cocina.

LA ELECCIÓN DEL MOBILIARIO

Por otro lado, el mobiliario es una de las claves a tener en cuenta antes de realizar una reforma. Los muebles de cocina pueden ser altos, bajos, con columnas o sin columnas, con mucho o poco espacio de almacenaje, con o sin baldas.
Hoy en día existe una gran variedad de formas, colores, materiales, etc. por lo que se analizarán las necesidades del cliente y del espacio de la cocina para elegir la mejor solución. En todo momento se buscará adaptar la cocina a la funcionalidad y utilidad, además de tener en cuenta el espacio de almacenaje y organización, por supuesto. Las cocinas son como las personas, todas son diferentes. Por eso es muy importante que la cocina, además de adaptarse a las necesidades de cada uno, refleje cómo es. Existen tipos de distribución y recursos decorativos más apropiados para un tipo de estilo u otro. ¿Cocina abierta o cerrada? ¿Con isla o península? ¿En blanco, madera, o con materiales combinados? Las posibilidades son casi infinitas y hay una cocina que se adapta a cada persona.

ILUMINACIÓN

Sin duda una de las claves más importantes es la iluminación. El espacio puede parecer más grande gracias a una buena iluminación.
En la cocina es importante contar con una iluminación general (preferiblemente contando con luz natural) y crear focos o puntos de refuerzo también para poder trabajar en condiciones.
Por ejemplo, a la hora de reformar la cocina, es importante pensar el lugar donde se va a trabajar. Es decir, si vamos a hacerlo en la encimera, pondremos luz focalizada a través de focos, o bien integrándolos en los muebles. Todos estos detalles se deberán tener en cuenta porque afectarán directamente en nuestra rutina y en la funcionalidad y comodidad de nuestro día a día.

CUENTA CON UN PROFESIONAL

El interiorista, como profesional o experto, te dará las claves fundamentales a la hora de la reforma, desde el aspecto más técnico hasta lo más práctico. Permisos, plan renoves o subvenciones, materiales, aprovechamiento de espacios y esquinas… En cliente no tiene por qué saberlo todo y gracias a la ayuda de un interiorista podrá despreocuparse de los aspectos que no entiende. El profesional tendrá la capacidad de realizar la reforma al completo y se encargará, junto a sus diferentes proveedores, de las labores de fontanería, electricidad y fontanería que necesite la cocina. Al mismo tiempo, te ofrecerá una garantía del servicio y gestionará el proyecto, organizando todo el proceso, asesorando al cliente y encargándose de la elección del mobiliario, presupuestos, estilo y diseño.


 


 

Fenix 190 para una cocina abierta en Valencia. Proyecto creado por NOU DOMUM

Cocina abierta al salón. La conexión de espacios permite crear ambientes más amplios y aumentar el paso de luz natural a las estancias. Espacios que albergan diferentes funciones según el momento en el que se ocupen.

Trucos de limpieza para tener la cocina perfecta

“Descubre algunos consejos fáciles de aplicar para que tu cocina luzca impecable”

¿A quién le gusta limpiar la cocina?Si dedicas unos segundo a pensar en esta pregunta, te darás cuenta que no son muchas las personas que digan que limpiar la cocina es una de sus «aficiones» favoritas. Sin embargo, no es solo una cuestión de estética y orden. La pulcritud es sinónimo de salud en el caso de la cocina. Al ser un espacio que diariamente usamos (y durante muchas horas al día), suele ensuciarse mucho más frecuentemente que otros lugares de la casa. Y esto sin tener en cuenta la cuestión relativa a los olores que impregnan el espacio y que van quedando en todo aquello que se encuentre en la cocina.

Para mantener la cocina perfecta es importante conocer cuáles son los puntos débiles de ésta; aquellos espacios y recovecos que son más susceptibles de que la suciedad se adhiera. Y, por otro lado, ayuda mucho a mantenerla en óptimas condiciones, saber que cada material exige un tipo de tratamiento ya que no todos los productos y métodos sirven para todos.

Hay muchos trucos de limpieza que te ayudan a eliminar la grasa, las salpicaduras y conseguir un espacio ordenado y limpio. Estos consejos para limpiar la cocina son perfectos para incluir en tus rutinas porque para muchos de ellos vas a usar los mismos productos naturales. Limpieza y ahorro en la cocina: sin productos abrasivos, solo con productos naturales y algo de jabón conseguirás limpiar la cocina de forma rápida y eficaz.

LA GRASA, EL PRINCIPAL ENEMIGO

Añade al agua vinagre de limpieza y jabón neutro de lavavajillas. Para aguas de dureza media calcula por 1 l de agua caliente, 100 ml de vinagre y media cucharada de jabón. Limpiar los armarios y cajones de la cocina es una de las partes que más tiempo lleva de todo el proceso. Hay que vaciar los armarios, repasar el interior con un trapo mojado y escurrido en agua jabonosa y secarlo bien. Termina colocando de nuevo el contenido. Es importante tener en cuenta que cada material puede requerir tratamientos específicos. Así:

  • LACADOS. Puedes mojar un poco de leche en una bayeta y frotar despacito sobre el frente del mueble. Luego, con un trapo que no deje pelusa, seca bien y conseguirás devolverles el brillo que tenían. Si se están poniendo amarillos puedes limpiar los muebles de la cocina blancos con agua oxigenada con vaselina líquida.
  • MELAMINAS. Si son de melamina, haz una mezcla con una taza de vinagre, dos de agua caliente y una cucharada de bicarbonato. Pasa una bayeta y ¡listos!
  • MADERAS. Para los de madera, haz una solución con un cuarto de taza de vinagre y unas gotas de aceite. Frota con un paño de microfibra y seca con un trapo limpio; conseguirás desinfectar y nutrir la madera a la vez.
VER CLAVES DE LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

Y, LOS ELECTRODOMÉSTICOS

Pueden parecer los más difíciles de mantener limpios. La nevera, la campana extractora, el horno y el microondas. Todos estos electrodomésticos acumulan con el tiempo y el uso bastante suciedad. Es el frigorífico el que principalmente puede requerir más atención al ser el espacio en el que albergamos los alimentos. Para realizar una limpieza de ésta en profundidad, es importante, desenchufarla, extraer todos los accesorios, realizar una limpieza con un paño húmedo y jabón neutro por dentro. Si queremos conseguir una buena desinfección, normalmente se suele utilizar vinagre porque debido a su acidez es un desinfectante natural que no deja residuos sintéticos. Si se prefiere, existen también productos específicos para descontaminar el aparato. “Es muy importante no olvidarse de limpiar y desinfectar las gomas de la puerta: es donde se acumulan mayoritariamente hongos”.

Un truco infalible para limpiar la vitrocerámica, para el que solo necesitaréis pasta de dientes, una bayeta, alcohol de limpieza, vinagre y una rasqueta para vitrocerámicas (suelen ser muy económicas y están disponibles en la mayoría de supermercados).  Recordad que antes de ponerse manos a la obra es muy importante comprobar que todas las fuentes de calor estén frías y bien apagadas. 

NO OLVIDAR LOS TIRADORES 

Son piezas que acumulan gérmenes porque continuamente los estamos cogiendo, y no siempre con las manos limpias. Desinféctalos con un paño impregnado en agua y vinagre. Los limpiarás y, si son metálicos, a la vez les darás brillo. Pero si quieres que brillen todavía más, frótalos con un trapo mojado en alcohol y luego sécalos.

LAS ENCIMERAS DONDE COLOCAMOS TODO

El tratamiento varía según el material. Para los casos de materiales, nobles, paño húmedo sin productos o con productos neutros. En el caso de las encimeras de granito o mármol, mezcla media cucharada sopera de vaselina con una de vinagre blanco. Luego, añade un poco de agua y diluye los productos. Frota la encimera con papel de cocina y en un segundo, volverá a brillar.   Para las encimeras laminadas, disuelve bicarbonato en agua y frota la mezcla con una esponja. Así desinfectarás la encimera. Y si hay suciedad que se te resista, vierte un chorrito de lejía en un bol con agua y frota encima de la mancha con ella.

EL FREGADERO PUEDE ESTAR COMO EL PRIMER DÍA 

El acero inoxidable es un material precioso recién colocado pero parece envejecer con facilidad en poco tiempo. Sin embargo, hay trucos para poder mantenerlo siempre igual de bien. Haz una pasta con una taza de bórax y 1/4 de taza de zumo de limón. Mézclalo bien y aplícalo con una esponja frotando suavemente. A continuación, aclara con agua tibia y sécalo bien.

Hay muchos posibles consejos para que tu cocina luzca reluciente pero aquí tienes algunos de los más importantes. Ante todo, lo que es fundamental es que exista un uso correcto y un mantenimiento continuo de manera que la suciedad no se acumule y así resulte más fácil que cualquier mancha complicada, se pueda eliminar.  En nuestra GUÍA DE LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO puedes conocer más trucos y detalles específicos.

VER COCINAS

 

¿Tu cocina es pequeña? Te explicamos cómo sacar el máximo partido

«No hay cocinas pequeñas, sino mal aprovechadas»

Además, aprovecha la verticalidad del espacio instalando estanterías o colgadores en las paredes. La iluminación adecuada puede hacer que una cocina pequeña parezca más amplia; utiliza luces brillantes y estratégicamente ubicadas. Finalmente, opta por colores claros y espejos para dar una sensación de amplitud. Con estas estrategias, incluso en una cocina pequeña, puedes crear un espacio funcional y estéticamente agradable.Si tu cocina cuenta con dimensiones reducidas, maximizar su utilidad es esencial. Te proporcionamos consejos para aprovechar al máximo el espacio disponible.

Si tenemos una cocina pequeña nuestra mayor preocupación es el espacio. Nuestro objetivo en estos casos es sacar el mayor partido al poco espacio del que disponemos. Para ellos, es importante tener claro el propósito de nuestra cocina para poder aprovechar al máximo su potencias. 

Una buena distribución, muebles a medida que se adapten al espacio y la incorporación de alguna solución ingeniosa harán que nuestra pequeña cocina resulte mucho más grande y capaz. Pero ¿cómo conseguimos eso?

En primer lugar, opta por muebles y electrodomésticos compactos y multifuncionales, que se adapten a las dimensiones de tu cocina sin sacrificar funcionalidad. La organización eficiente es clave, utiliza estantes y armarios de almacenamiento inteligente para mantener ordenados utensilios y alimentos.

VER COCINAS

1.TONOS CLAROS Y LUMINOSO

Cuando disponemos de una cocina pequeña, los tonos claros serán nuestros aliados para que la cocina parezca más grande. El color por excelencia para ampliar visualmente una estancia es el blanco. Optar por muebles de este tono y una encimera clara harán que nuestra pequeña cocina parezca más grande a la vez que aporta luz a la estancia.

Otro punto clave es el pavimento. Ya sea un suelo laminado o porcelánico, la mejor opción para una cocina de pocos metros es elegir un pavimento en tonos claros y luminosos. Ademas, si tenemos la oportunidad de unificarlo con la zona de día, ayudara a que el espacio se vea continuo ampliándolo visualmente.

2. APOSTAR POR PUERTAS CORREDERAS

Si nuestra cocina es cerrada, cambiar la puerta abatible convencional por una corredera marcara un antes y después. Esto puede hacernos ganar unos pocos metros útiles, además con este tipo de puertas  podemos disfrutar de un espacio semiabierto siempre que queramos, sin quitar la opción de mantenerlo cerrado, evitando que humo y olores se filtren al resto de la casa.

3. LOS MUEBLES MEJOR A MEDIDA

Aunque puede resultar más costoso, optar por muebles hechos a medida nos ayudaran a optimizar al máximo cada metro cuadrado de nuestra cocina. Este tipo de muebles dan mucho juego, ofreciéndonos la oportunidad de crear combinaciones que nos resultaban imposibles.

4. GANA AMPLITUD PANELANDO LOS ELECTRODOMESTICOS 

Es cierto que panelar los diferentes electrodomésticos no sumará metros a nuestra cocina, pero si que es una solución efectiva para ganar sensación de amplitud visual. Camuflan los electrodomésticos que lo permiten, lograremos el tan ansiado efecto de «todo integrado», esto aportará orden a la vez que reduce el ruido visual. Sin duda una opción a considerar en nuestra pequeña cocina.

5. MEJOR SIN TIRADORES

En una cocina pequeña es recomendable evitar los tiradores, cuanto menos ruido visual tengamos mejor. Dejar la cocina minimalista es la clave, ya que ella sola irá cogiendo carácter y personalidad a medida que la vamos llenando de utensilios  y demás. Optar por muebles uñeros es una muy buena opción para mantener el minimalismo en la cocina.

6. LA CAMPANA TAMBIÉN ESCONDIDA

Al igual que los electrodomésticos, camuflar la campana aportara amplitud y orden a la cocina. La forma más común de esconderla es gracias a un armario de cocina. Esto oculta la campana por completo. Además podemos aprovechar el espacio que queda libre para almacenar especias y demás. Otra opción es colocar una encimera con campana extractora incluida.

 


 

¡Rompiendo moldes! El nuevo concepto de distribución que transformará tu hogar

“Un enfoque revolucionario para espacios residenciales, la versatilidad del cubo en tu hogar”

El mundo del diseño de interiores continúa evolucionando y brindando soluciones únicas para aprovechar al máximo cada rincón de tu hogar. Esta vivienda, en particular, utiliza el cubo como divisor entre la entrada y la cocina, fusionando estos espacios de manera ingeniosa.

El corazón del hogar, las cocinas. Estamos acostumbrados a ver cocinas minimalistas, donde predominan el blanco y los tonos neutros, es algo de lo más común y por lo que gran mayoría de la población apuesta. Pero las cocinas no se limitan solo al blanco y negro, hay vida más allá de los tonos neutros.

Da igual si tu estilo decorativo es moderno, bohemio, minimalista, industrial o ecléctico, únete a la tendencia y explora nuevas posibilidades de color en tu cocina, atrévete a probar alguna de estas propuestas de módulos cromáticos de Método. ¿Cuál de ellas te gusta más?

Esta cocina se ha diseñado con los Modelos 611 y 670 en 2 colores personalizados y coordinados; blanco seda y color personalizado. En el caso del M611, el uñero está integrado en puerta, mientras que en el 670, se ha aplicado el tirador station en acabado latón matizado.

La fluidez en un espacio reducido.

La distribución en forma de cubo es un concepto que desafía las convenciones tradicionales. En lugar de crear divisiones estructurales fijas, el cubo se convierte en un recurso dinámico que maximiza el uso de cada rincón de tu vivienda. En esta vivienda, se optimiza al máximo el espacio, ya que el módulo se compone de dos «áreas» distintas. Por un lado, se encuentra la entrada, equipada con compartimentos de almacenaje para guardar ropa y diversos elementos. Por otro lado, en el lado opuesto, encontramos una cocina que se integra de manera ingeniosa en el cubo, ofreciendo una gran cantidad de espacio de almacenamiento y una isla funcional para cocinar y disfrutar de comidas en un entorno estilizado y eficiente.

Se ha configurado un cubo en el que la mitad de su espacio se ha destinado a crear una cocina en la que el arco perimetral se ha vestido con un modelo de puerta y un color que continúa en el otro vértice del cubo para albergar un armario vestidor además de un abierto justo frente a la puerta de la entrada de la vivienda que hace las funciones de mueble recibidor.

En Cocinas Método, la personalización y la atención a los detalles son valores fundamentales. Por lo tanto, en el contexto de las cocinas, los muebles de esta cocina cubo se han diseñado a medida, lo que garantiza un ajuste perfecto y un uso óptimo del espacio. Cada elemento se adapta específicamente a las dimensiones y necesidades de la cocina, brindando un diseño interior personalizado y eficiente. Este enfoque de diseño a medida no solo maximiza la funcionalidad de la cocina, sino que también refleja el compromiso de Cocinas Método con la satisfacción del cliente y la excelencia en el diseño de interiores.

En el contexto específico de las cocinas Método, hemos llevado la personalización al siguiente nivel. Los muebles de esta cocina en forma de cubo se han diseñado a medida, lo que garantiza que cada elemento encaje perfectamente y se aproveche al máximo el espacio disponible. Cada gabinete, estante y superficie se adapta específicamente a las dimensiones y necesidades de la cocina, lo que da como resultado un diseño interior que es verdaderamente personalizado y altamente eficiente.

La belleza de este enfoque de diseño a medida radica en su capacidad para crear una cocina que es única para cada cliente. No se trata solo de aprovechar al máximo el espacio, sino también de reflejar el estilo y la estética deseados. La elección de materiales, colores y acabados se ajusta a las preferencias individuales, lo que convierte cada cocina en un reflejo auténtico de la personalidad y el gusto del propietario.

La isla central se alza como la verdadera estrella en cocinas de todos los estilos, un elemento que no puede faltar. Con esta pieza esencial que combina diseño, elegancia y las últimas tendencias, podrás añadir una dimensión estética excepcional a tu cocina. Situada en el centro del espacio, la isla se convierte en el mueble multiusos por excelencia. Desde preparar deliciosas comidas hasta disfrutar de aperitivos con tus invitados, e incluso usarla como un práctico lugar de trabajo con tu tablet, la isla lo hace todo. ¿Pensabas que este elemento solo estaba destinado a cocinas espaciosas? ¡Nada más lejos de la verdad! Gracias a su versatilidad y sus ingeniosas soluciones de almacenamiento, es un recurso imprescindible para cocinas de todos los tamaños.

Esta cocina cubo con variedad en color mostaza es un ejemplo de cómo la innovación en el diseño de interiores puede transformar un espacio en un lugar único y acogedor. ¡El mostaza se convierte en la estrella en un espacio donde la funcionalidad y la estética se combinan para crear un ambiente vibrante y práctico a la vez!

La distribución en forma de cubo es un concepto que te invita a repensar la forma en que utilizas tu espacio vital. Este enfoque innovador te ofrece la posibilidad de fusionar áreas de manera creativa y funcional, maximizando así la versatilidad de tu hogar. Si estás buscando una forma de rediseñar tu vivienda y aprovechar al máximo cada rincón, considera la incorporación de este emocionante concepto de distribución en forma de cubo. La distribución de tu hogar nunca volverá a ser la misma.

 

VER COCINAS